domi



La República Dominicana está entre los países de América Latina y el Caribe que han hecho más progresos en la reducción de la mortalidad y la prolongación de la vida desde  1970.


Actualmente la esperanza de vida de los dominicanos al nacer es de 73.7 años, frente a los 72.94 que promedia la región.


Así lo establece el informe “La carga mundial de morbilidad: generar evidencia, orientar políticas”, realizado por el Banco Mundial y el Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud (IHME), en el que  se establece que el país donde menos esperanza de vida  hay es en Haití, con apenas 38 años.


Mientras  donde más se vive es en Costa Rica: llegan a los 79.4 años. Por otro lado, el estudio señala que los desafíos del país en materia de salud están directamente relacionados con los hábitos de la población.


Y es que los principales factores de riesgo que disminuyen la salud y   los años de vida   tienen que ver con las costumbres de la gente y con enfermedades que se derivan de ellas: la mala alimentación, un alto índice de masa corporal, el tabaquismo, la inactividad física, el consumo de alcohol y el uso de fármacos.


También conspiran contra los dominicanos los accidentes de tránsito, los riesgos ocupacionales y la contaminación del medio ambiente y del aire en los hogares. Los dominicanos también pierden años de vida sana por culpa de la hipertensión arterial, la diabetes, la deficiencia de hierro, el colesterol alto, el plomo y los niveles de  lactancia materna por debajo del nivel óptimo.