cam



Moradores de  la comunidad Los Casabes, Santo Domingo Norte,  se quejan de la temeridad con que conducen  los choferes de camiones compactadores que depositan desperdicios en Duquesa.


Dicen que ya han provocado varias muertes. Los choferes  de los ayuntamientos que vierten en Duquesa conducen a alta velocidad, sin tomar en cuenta  la estrechez de la carretera que va desde la avenida Jacobo Majluta hasta el vertedero, lo que  pone en riesgo la vida de transeúntes.


Aunque  los habitantes de ese barrio  ubicado  en la cercanía del gran depósito de basura  de Duquesa dicen que están inmunizados ante la contaminación  y el mal olor del vertedero; dijeron que su principal preocupación es la alta velocidad con que pasan los camiones de los cabildos.


Esos conductores temerarios también ponen en riego la vida de los niños y adolescentes que estudian  en la Escuela Los Casabes, ya que  ni siquiera  respetan reductores de velocidad (policía acostado).


Se quejan además de la estela de polvo que dejan los camiones volteo, lo que según ellos ha desatado brotes de  enfermedades pulmonares.


Domingo Selmo de la Cruz  es uno de los que se quejan de la imprudencia de muchos choferes de volquetas que se desplazan por la citada comunidad a una velocidad como si fuera en una autopista.


“Aquí los camioneros  han matado y atropellado mucha gente”, narró Rossi Pérez, residente del sector.  Dijo que  los camiones también dejan caer mucha basura  y animales descompuestos en la calle. Pidieron a los ayuntamientos que transportan  basura para Duquesa  que instruyan  a sus  conductores  para que reduzcan la velocidad  cuando pasan por ese barrio.


Los Casabes   es una comunidad invadida por el mal olor y la contaminación que emana del vertedero de Duquesa, pero sus moradores se han inmunizado. Ese sector depende económicamente del vertedero de Duquesa, ya que la mayoría de sus habitantes se dedican a la recolección y comercialización  de objetos reciclables vertidos en Duquesa.