cura



Desde septiembre de 2004 hasta el mismo mes del 2006, el padre Domingo Aurelio Espinal Reynoso, condenado por violar un menor, estuvo recluido en la cárcel de Najayo.Sin embargo, esos años en prisión no corresponden precisamente al cumplimiento de su pena, ya que la misma le fue impuesta en 2009.


Previo a la sentencia condenatoria, la Séptima Sala de la Cámara Penal del Distrito, el 7 de septiembre de 2006, declaró al religioso no culpable de las acusaciones en su contra, ordenó el cese de la prisión preventiva en su contra y su inmediata puesta en libertad.


El proceso fue recurrido por el Ministerio Público y el 16 de abril de 2007, la Primera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, anuló la sentencia absolutoria y ordenó la celebración de un nuevo juicio.


Posteriormente se registra que el Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional emitió su sentencia condenatoria el dos de julio de 2009. Esa decisión fue recurrida en apelación y en fecha 8 de octubre de 2010 la sentencia fue confirmada por la Tercera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional.


Luego, el condenado recurrió la sentencia en casación y la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia la confirmó el 14 de diciembre de 2010. A Espinal también se le condenó al pago de RD$100 mil de multa.


De igual modo, para el 19 de abril del 2011, el entonces juez de Ejecución de la Pena de la provincia Santo Domingo, Rafael Báez, ordenó la ejecución de la sentencia, es decir, el cumplimiento de la sentencia condenatoria.


A esto se le suma, que el pasado 13 del mes en curso, el juez suplente de la Ejecución de la Pena, en la referida jurisdicción emitió un auto en el que solicita el arresto del exsacerdote para que cumpla la condena de 15 años por la violación del menor de edad. Esta última decisión judicial fue notificada a las autoridades correspondientes, incluida la Policía.