agr



El sacerdote  José Joaquín Domínguez Ureña, secretario  de la Conferencia del Episcopado Dominicano, descalificó ayer  a monseñor Agripino Núñez Collado para hablar en nombre de la Iglesia Católica sobre la denuncia de pederastia contra varios clérigos, incluyendo al destituido  nuncio Josef Wesolowski.


“Es una opinión personal de Agripino.  Estoy diciendo que Agripino Núñez Collado no es responsable de ninguna diócesis y por lo tanto no tiene jurisdicción.


Por lo tanto, no tiene competencia para hablar de los casos concretos en cada diócesis”, expresó Domínguez Ureña. Explicó que en el país hay once diócesis  y al frente de cada una hay un obispo, que es  la autoridad competente y debe  responder por las acciones eclesiásticas.


“Si  uno de ellos habla, debe creer en cuanto lo diga  para su jurisdicción”, explicó el religioso. Señaló que la diócesis son: Santo Domingo, Santiago, La Vega, San Francisco de Macorís, Mao- Monte Cristi, San Juan, Baní, San Pedro de Macorís, Barahona  e Higüey.   


El pasado martes Núñez Collado dijo que el nuncio Wesolowski andaba en “malos pasos” y por eso el Sumo Pontífice lo destituyó. “Una persona puede tener sus debilidades si se quiere, pero los abusos con los menores, con los niños, son cosas imperdonables; eso no cabe en una cabeza normal y por lo tanto nadie puede aprobar eso”, detalló el rector de la PCMM.