cond



Rafal Guzmán (Pichingo) salió con una condena de 30 años del prisión del Segundo Tribunal Colegiado de la provincia de Santo Domingo,  al ser declarado culpable de violar y ahorcar  a una niña de 10 años de edad, a la que llevó a unos matorrales, amordazó, le quitó la vida con su propia ropa interior y además, le robó el celular que portaba.


Los jueces le impusieron la pena máxima que deberá cumplir en la cárcel de La Victoria por el crimen de la pequeña Eloiza Martínez, el 11 de agosto del 2011, en un solar baldío de la urbanización Yendri, del sector Jacagua de Santo Domingo Norte.


El tribunal acogió los cargos presentados por la Fiscalía luego de escuchar la narración del crimen, de que la menor de edad fue encontrada desnuda,  con las manos atadas y ahorcada son su brasier.


La niña no llegó a la casa de la abuela. Fue hallada un día después de que saliera de su casa. Prisión por feminicidio. El Tribunal de Atención Permanente de la provincia de Santo Domingo le impuso tres meses de prisión preventiva en la cárcel de La Victoria a Pablo Montero, acusado de matar por asfixia a su pareja Carmen Encarnación, el pasado 5 de septiembre en el sector Valiente de la Caleta, municipio Boca Chica.


El Ministerio Público estableció que el hombre cometió el crimen por celos. Huyó del lugar, luego  se entregó a la Policía, por medio de Daniel Pérez Monte de Oca. La Fiscalía lo acusó de homicidio voluntario y  violación el Código Penal en sus artículos 294, 295 y 304.