El cáncer mata a diario, un promedio de siete niños en Estados Unidos, a pesar de que los nuevos tratamientos están mejorando poco a poco, la tasa de supervivencia de miles de pacientes, según cifras conocidas hoy en Miami (Florida).


En el contexto de la toma de conciencia sobre la prevención y la lucha contra el cáncer pediátrico, actividad pedagógica que suele intensificarse en septiembre, expertos indicaron que el año pasado en EE.UU.


Se diagnosticaron un total de 12.600 casos de niños afectados por ese mal, aunque el tratamiento en el más común, la leucemia aguda linfoblástica (sangre), tiene un 90 % de éxito.


Sin embargo, esa tasa de éxito baja al 70-80 % en el segundo cáncer más frecuente, el neuroblastoma (cerebro), según cifras oficiales.