siq


La Sociedad Dominicana de Siquiatría advirtió que el incremento en los trastornos de ansiedad incide en el aumento de la violencia intrafamiliar y en los intentos de suicidios, sobre todo, en adolescentes. Indicó que  es la primera causa de consulta  en salud mental, afecta al 30% de las mujeres y al 19% de los hombres.


El especialista Hamlet Montero explicó que de común la conducta rebelde y la vida sexual  desordenada en gente joven están relacionadas con esa patología y que en el caso de los conflictos de pareja, el padecimiento cuando es mal manejado puede degenerar en una tragedia que termine en la muerte  de uno de los dos, o la de ambos.


Dijo que un paciente  con esa afección crea mucha dificultad, aún más si se complica con otras, por lo que consideró esencial  hacer un diagnóstico rápido, que permita un efectivo tratamiento.


En tanto, su colega  Fior  Solis considera que deben evitarse situaciones que provoquen o incrementen la perturbación “porque  el suicidio es imitativo y la violencia de género también”.


“Hay imágenes en los medios de comunicación que crean estrés pos traumático. Hay que manejar con mucho cuidado las informaciones sobre temas desagradables, tomar en cuenta la sensibilidad de la gente y cómo puede perjudicarse, porque podría estar en un momento difícil y tomar una decisión fatal”, aconsejó.


La siquiatra Ivelisse Acosta precisó que las féminas son más vulnerables a la ansiedad por factores sicosociales y biológicos que las hacen sufrir ataques de pánico, angustia, trastorno obsesivo compulsivo y fobias diversas.


Alertó que es una enfermedad que ataca en edad productiva, produce serio deterioro  y acarrea grandes gastos para el paciente y para el Estado.


“Se caracteriza por miedo excesivo a un peligro inexistente y provoca un malestar notorio,  aumenta  el riesgo de muerte, sobre todo, cuando se complica con otros males como los cardíacos. Afecta tanto a adultos como a niños y se detectan casos desde los dos años de edad”, sostuvo.


Los médicos hablaron en una jornada científica en San Cristóbal para debatir los cambios al manual para la clasificación y el tratamiento de los trastornos mentales.