sosua


Un conflicto de catorce años llega a su fin, para dar paso al retiro de unos 300 vendedores, que por más de cuatro décadas ocupan las playas de Batey y Charamicos en Sosúa y de esta forma solucionar la desarrabalización que afecta esta comunidad.


El ministro de Turismo Francisco Javier García recibió una delegación que presentó un proyecto de una plaza comercial a donde serán trasladado estos vendedores, creando las condiciones a un proyecto turístico inmobiliario que renovará este destino, formando parte del despertar de la provincia Puerto Plata.


Lo más importante de este proyecto es que las partes interesadas se han puesto de acuerdo, porque en la posición que mantenían no permitía que inviertan los empresarios ni tampoco el gobierno, por tanto debe aprovecharse esta coyuntura para buscarle una solución definitiva, dijo el ministro al acoger la propuesta.


Aunque no se ofrecieron detalles del presupuesto, el ministro aseguró que la institución puede iniciar la obra en este año y concluirla el próximo, ya que Puerto Plata debe prepararse para la cantidad de turistas que recibirá cuando inicie las operaciones de la terminal de cruceros de Maimón y se amplíe a cuatro carriles la autopista Navarrete – Puerto Plata.


¨Vamos a reunirnos con el Departamento de Planificación a la brevedad, para discutir detalles de la obra, de forma que esta cumpla con todos los requisitos y para finales de septiembre estarían iniciando la construcción¨, afirmó.


 El proyecto contempla la construcción de dos plazas comerciales en ambas playas y dos parqueos, lo que también solucionará el problema vial de la ciudad y acceso a las playas, un corredor que unirá las dos playas y un área recreativa para la práctica de deportes.


Las plazas contarán de unos 250 locales comerciales o módulos, a un nivel, simulando una pequeña ciudad, por donde se desplazaran los visitantes, dejando las playas libres del comercio informal para que los usuarios puedan disfrutar de su real hermosura.


¨Las playas de Sosua tienen tres accesos, pero está dividida por los terrenos de la familia Pastoriza, la idea es que los visitantes estacionen sus vehículos en cualquiera de los parqueos y se muevan en las playas a través de las plazas”, dijo Juan Guillermo Pérez.