oft


SANTO DOMINGO.- La Sociedad Dominicana de Oftalmología expresó su preocupación por la medida recientemente adoptada por la Dirección General de Impuestos internos y la Dirección General de Aduanas, de empezar a gravar con el 18% del ITBIS las prótesis oculares, lo que empeoraría la situación de salud de miles de dominicano que padecen problemas de la visión.


La entidad explicó que están siendo gravados lentes Intraoculares, válvulas de glaucoma y la mayoría de los insumos que se utilizan en las cirugías para tratar a los pacientes ciegos o discapacitados por estas enfermedades, que son las principales causas de ceguera en nuestro país.


Asegura que la República Dominicana es el único país del hemisferio que carece de un Plan Nacional Para la Prevención de la Ceguera y aunque el mismo está siendo elaborado a raíz de un taller que contó con la representación del Ministerio de Salud, la Oficina Panamericana de la Salud, nuestra Sociedad y otras instituciones, la medida de colocar impuestos a las prótesis y medicamentos, pone en evidencia un desconocimiento de esta iniciativa y de la realidad actual del pueblo en materia de salud visual de nuestro país.


“Consideramos que con esta determinación, los organismos recaudadores del Estado, están pasando por alto y contradiciendo el rol del propio Estado como facilitador del libre acceso a la salud de sus ciudadanos, haciendo al Estado más bien un beneficiario directo de los pacientes ciegos o discapacitados por glaucoma o catarata”, asegura en nota de prensa enviada a Diariolibre.com.


Dijo que los cobros de impuestos ocurren sin importar su clase social, aumentando los costos para estos pacientes y sus familias; “que además de padecer sus limitaciones, deben cargar con gastos adicionales para poder acceder a su tratamiento, incrementando a la vez los costos para el Sistema de Seguridad Social y condicionando a que se produzca un aumento en el número de ciegos por catarata y glaucoma en nuestro país”.


“Consideramos que antes de tomar medidas como ésta, que afecten las funciones de otros ministerios del Estado, sobre todo en un área fundamental como es la salud, debe establecerse una comunicación adecuada entre los diferentes ministerios, que evite contradicciones que a la postre puedan terminar perjudicando precisamente los objetivos del mismo Estado, que es el llamado a preservar la salud y el bienestar de sus ciudadanos”, sostiene.