Al menos 20 nuevos casos sospechosos de cólera se registraron este viernes en la provincia de San Cristóbal con un incremento de 113 casos.


De acuerdo al director del hospital Juan Pablo Pina, Miguel Geraldino, los casos continúan en un ritmo ascendente debido que las medidas preventivas implementadas son recientes.


Mientras, las autoridades informaron que ha sido detectado un nuevo foco de contaminación en el municipio de Nigua, donde cinco miembros de una familia de nacionalidad haitiana presentan síntomas característicos de la enfermedad.


En tanto, en los sectores del municipio cabecera como Hatillo, Pueblo Nuevo, Lava Pies, y en Cinco de Abril los sospechosos siguen en aumento.