sal


Los salarios reales han caído en el país en los últimos años a pesar de los aumentos dispuestos por el Comité Nacional de salarios, plantearon los expertos Luis H. Vargas y Daniel E. de la Rosa en el primer taller de consulta de investigación sobre tarifas salariales mínimas legales en el país, realizado en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec).


Según de la Rosa, las tarifas salariales mínimas  legales de la República Dominicana han mostrado un descrecimiento en términos reales de al menos un 10.9% entre 2008 y 2013.Mientras que Vargas  plantea que en los últimos 14 años, desde junio de 1999 hasta el pasado mayo  de 2013, las tarifas salariales mínimas legales reales han caído (base 1999=100), pese a la última alza salarial.


Vargas señala, por ejemplo, que la tarifa salarial mínima legal mensual real de las grandes empresas declinó en 2.83%, a 2 mil 816 de 2 mil 898 pesos; la de las medianas empresas 2.92%, a mil 931, de mil 989 pesos, y la de las pequeñas empresas en 2.67%, a mil 712 de mil 759 pesos.


Vargas advirtió que ante el precario y degradante poder de compra real de las canastas de consumo básico de mercaderías de subsistencia de las familias y capas de los asalariados, urge la formulación e implementación de reformas y políticas de distribución del ingreso nacional y el mercado laboral, para garantizar los derechos de los trabajadores a un nivel de salario decente y justo, puesto de trabajo seguro y seguridad social de calidad.


Por su lado, de la Rosa dijo que el último aumento que llevó el salario mínimo a RD$11,291.70, solo  le permite al trabajador de una grande empresa del sector privado no sectorizado consumir un 45.11% del costo de la canasta básica de consumo.“Esta capacidad de compras, sin lugar a dudas, es superior a la que hayamos visto en todo el período de estudio”, pero debemos “también notar que aún siendo así no le permite al trabajador consumir al menos el 50% de este costo vital para la supervivencia de las familias dominicanas”, explicó de la Rosa.


Agregó que el salario mínimo alcanzó los RD$7,763.00 para la mediana empresa y los RD$6,880.00 para la pequeña empresa, montos que  permiten consumir menos de una tercera parte (31.01% y 27.49%, respectivamente), del costo nacional de la canasta básica de consumo.


“En definitiva, si comparamos el nivel de consumo de esta última resolución salarial con los niveles presentados en el 2008, sí existirá una sustancial mejoría, mientras que, como es de esperar y si en algún momento los salarios mínimos en la República Dominicana fueron capaces de proporcionar el consumo básico de la familia (lo que equivale a un 100%), entonces nos encontramos ante una leve recuperación que busca restaurar dichos niveles; pero es necesario un mayor esfuerzo para conseguirlo”, explicó de la Rosa.


Finalmente ambos expertos apuntaron   que ante el precario y degradante poder de compra real de las canastas de consumo básico de mercaderías de subsistencia de las familias y capas de los asalariados urge la formulación e implementación de reformas y políticas de distribución del ingreso nacional y el mercado laboral, a los fines de garantizar los derechos de los trabajadores a un nivel de salario decente y justo, y además puestos de trabajo seguros y con seguridad social de calidad.