juezUn quinto juez ha desertado del tren judicial, según se dijo,  debido a los bajos salarios. El juez presidente de la Corte de Apelación de Puerto Plata, Pedro Balbuena, habría renunciado del cargo  para pasar  al ejercicio particular.


La semana pasada otro juez, Manuel Ulises Bonnelly, de la Tercera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, también renunció para dedicarse al ejercicio profesional.


Antes que éste, y por las mismas razones, renunciaron los magistrados Juan Manuel Guerrero, Erick Hernández (de la Corte de Trabajo del Distrito Nacional) y Frinette Padilla, del Tribunal Contencioso Administrativo.Balbuena  tiene estudios de postgrado y es profesor universitario. 


Estuvo entre los aspirantes  a formar parte de las altas cortes, pero no fue elegido.Al ser consultado sobre la renuncia del juez, el Presidente de la Fundación Institucionalidad y justicia, FINJUS, Servio tulio  Castaños Guzmán, advirtió que si el Estado no le pone atención a la justicia dominicana, ésta podría colapsar.


Lamentó que Pedro Balbuena, a quien calificó como uno de los jueces mejor formados, haya renunciado  por el poco salario que percibe.  Dice que es una pena que el poder judicial haya dejado ir a un juez de la magnitud de Pedro Balbuena. Quien, siendo presidente de corte, manejaba todos los asuntos del área civil, penal y laborar.


Dijo que cómo es posible que se estén dando situaciones de este tipo y más aún cuando el Estado ha invertido en esos magistrados. Calificó de calamitosa la situación que está viviendo el poder judicial. Sostuvo que el presidente de la Suprema Corte de Justicia  y la Asociación de Jueces tienen que ser más activos en eso porque ellos son un poder del Estado.


Castaños Guzmán habló previo  al panel sobre la ”Ejecución de sentencias  de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, cuando contravienen el derecho interno”, en el que participó el Procurador General de la República; Raddy Abreu, ex jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; la abogada Paola Pelletier, profesora de Derecho Internacional y el ex juez de instrucción, Juan Miguel Castillo Pantaleón.