viv


Santo Domingo.-En el país existe un déficit de alrededor de un millón de viviendas a nivel nacional, de las que 68 mil se concentran en el Gran Santo Domingo y Santiago.


De esa cantidad, el 55 por ciento de personas dice que no aspira a tener una vivienda porque no tiene las posibilidades económicas suficientes para adquirirla, mientras que del 45 por ciento restante la mayoría no califica para un préstamo bancario.


Asimismo, las viviendas  que valen     2.5 millones  de pesos son las que tienen mayor demanda en las personas de clase media-baja.


Al ofrecer la información, el presidente de la Asociación Dominicana y Promotores de Viviendas (Acoprovi), Fermín Acosta, dijo que en el país no existe un organismo que fomente, supervise y regule el tema de las viviendas.


“Nosotros somos de los pocos países del mundo que no tenemos  un ministerio de vivienda ni un instituto de vivienda que   supervise o   fomente el tema de la vivienda”, afirmó. Señaló,   que el Instituto Nacional de la Vivienda ) es sólo un constructor y competidor del sector privado.


Fomentar viviendas


Manifestó que la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) debería promocionar los fideicomisos para así poder fomentar la adquisición de viviendas.


Dijo que la Ley 189-11 regula el otorgamiento de los bonos y pone bajo la responsabilidad del Invi y la DGII la aprobación de los fideicomisos, por eso ésta última institución es que dice si el mismo procede y cuál sería el monto.


“Pero qué hace la DGII, en vez de fomentar eso y permitir que los proyectos efectivamente los reciban, la DGII aprovecha eso para auscultar las empresas que están haciendo los proyectos y eso hace que el proceso sea mucho menos acelerado de lo que debería ser”, señaló Acosta.


Desarrollo


Al participar como invitado especial en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio, junto a Cruz Apestegui, miembro de la Asociación Dominicana  de Empresas Turísticas Inmobiliaria, Fermín Acosta dijo que buscan que el Estado vea el tema de la vivienda como una locomotora del desarrollo.


“Nosotros entendemos que el tema de la vivienda va a hacer un aporte importante al desarrollo de la economía de República Dominicana  y también del mundo”, expresó el presidente de la Asociación Dominicana y Promotores de Viviendas.