berl



ROMA.  AP.  La Corte de Casación de Italia defendió ayer su decisión de ratificar la sentencia de fraude tributario de Silvio Berlusconi, ya que existían pruebas claras, dijo, de que el ex primer ministro había elaborado una estrategia para ayudar a que su imperio de medios de información pagara menos impuestos.


Tal como requiere la ley, la Corte de Casación expidió un documento escrito explicando su decisión del 1 de agosto de ratificar la condena de culpabilidad ratificada por una corte de apelaciones.


Los jueces también ratificaron la condena de cuatro años de prisión y una prohibición de que vuelva a ocupar un cargo público, aunque dispusieron que otro tribunal estableciera el tiempo de la prohibición.


El líder de centroderecha afirma que es víctima de los magistrados que simpatizan con la izquierda.


El fallo del máximo tribunal no puede ser apelado en Italia, pero los simpatizantes de Berlusconi están explorando la posibilidad de presentar una solicitud a la Corte Europea de Derechos Humanos.    Berlusconi dijo ayer en una entrevista que la decisión de Casación fue “irreal, basada en la nada”.