Una organización medioambiental de Estados Unidos lanzó una sugestiva campaña que propone que las tormentas tropicales pasen a conocerse con el nombre y apellido de políticos que se muestran críticos con el cambio climático, ya sea negándolo u obstruyendo políticas a su favor.


Los activistas de la organización 350 Action hicieron una recogida pública de firmas, pidiendo que la Organización Meteorológica Mundial abandone el sistema actual que otorga a cada huracán un nombre genérico como Katrina o Sandy, el cual ya tiene 60 años.


El objetivo de esta iniciativa es hacer conciencia a partir de la utilización de nombres de políticos indiferentes al cambio climático, en fenómenos naturales devastadores, que muchas veces causan cientos de muertes en varios países.