proc


La Procuraduría General de la República incineró este jueves más de 43 kilos de diferentes tipos de drogas, la mayor parte decomisadas durante operativos y allanamientos antinarcóticos realizados en la provincia Peravia.


Se trata de 780 casos de cocaína clorhidratada, marihuana y crack que fueron recibidas y analizadas por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), en el período comprendido del 22 al 28 de julio del presente año 2013.


Al ofrecer los detalles de la incineración, el director del INACIF, Francisco Gerdo, dijo que el peso total de la droga fue de 43 kilogramos 826 gramos y 999 miligramos.


Según el reporte por provincia, las sustancias fueron decomisadas como se describe a continuación: Independencia 2 gramos 400 miligramos, Pedernales 9 gramos 170 miligramos, San José de Ocoa 16 gramos 679 miligramos, Monte Plata 18 gramos 770 miligramos, Samaná 30 gramos 826 miligramos, Hato Mayor 62 gramos 290 miligramos, Sánchez Ramírez 67 gramos 141 miligramos, Puerto Plata 72 gramos 170 miligramos, Hermanas Mirabal 79 gramos 260 miligramos, y en Azua 82 gramos 551 miligramos.


Igualmente, fueron confiscados en María Trinidad Sánchez 84 gramos 431 miligramos, Espaillat 97 gramos 719 miligramos, San Juan de la Maguana 133 gramos 690 miligramos, Bahoruco 134 gramos 370 miligramos, Barahona 140 gramos 570 miligramos, San Cristóbal 186 gramos 520 miligramos, Monseñor Nouel 341 gramos 656 miligramos, San Pedro de Macorís 350 gramos 820 miligramos, La Romana 578 gramos 984 miligramos, La Vega 587 gramos 230 miligramos, La Altagracia 641 gramos 420 miligramos.


Mientras que en Elías Piña 1 kilogramo 156 gramos 20 miligramos, Duarte 1 kilogramo 578 gramos 795 miligramos, Distrito Nacional 1 kilogramo 770 gramos 904 miligramos, Santo Domingo 2 kilogramos 399 gramos 260 miligramos, y en Peravia 33 kilogramos 203 gramos 352 miligramos.


Entre las provincias que no decomisaron drogas esta semana figuran: Dajabón, Santiago, Montecristi, Valverde, El Seibo y Santiago Rodríguez.


La Procuraduría General procedió a la quema de las sustancias ilícitas dando cumplimiento a lo establecido en la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas, así como a la Ley Orgánica del Ministerio Público (133-11).


El acto se llevó a cabo en las instalaciones de la Primera Brigada de Infantería del Ejército Nacional, y lo encabezaron además de las autoridades del Ministerio Público, representantes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), la Policía Nacional, el Consejo Nacional de Drogas y el Ministerio de Salud Pública.