pol


En EE.UU. un hombre fue detenido por la Policía después de llamar al servicio de emergencias 911 para quejarse de una orden incorrecta en el restaurante de comida rápida McDonald’s.


“Fui a pedir siete McDoubles y un McChicken, pero luego me di cuenta que no es lo que me dieron”, relató Lorenzo Riggins a la operadora de la centralita, citado por medios locales.


“Cuando llegué a mi camioneta y me dispuse a salir, miré en mi bolsa y descubrí que tenía solo seis McDoubles”, dijo el residente de la localidad de Albany, Georgia. Lorenzo regresó al restaurante para reclamar su otro McDouble, demanda que no fue atendida por el personal del local.


“Traté de llegar a un acuerdo con los administradores del restaurante, pero no obtuve ninguna respuesta satisfactoria, por lo que llamé a la Policía”, comentó el cliente insatisfecho.


Sin embargo, con esta decisión solo consiguió un doble problema, en lugar de su otro McDouble. Riggins fue arrestado por los agentes de seguridad y acusado de violación del servicio telefónico de emergencias 911 (el equilavente al 112 de España). “Llamé a la Policía pero no sabía que estaba haciendo un mal uso del 911, y lo único que quería era respeto”, agregó Lorenzo.