La oficina nacional de turismo de ese país dijo que la vendedora que no le quiso enseñar un bolso ´actuó terriblemente mal´.Luego de que la conocida presentadora Oprah Winfrey diera a conocer que fue víctima de racismo en una tienda en Suiza, la oficina nacional de turismo de ese país y la propietaria de la tienda se han disculpado con ella.


Tal como ella contó, ingresó a una tienda de lujo en Zúrich y al vendedora no le quiso mostrar una cartera que costaba US$ 38.000, diciéndole que “no podía pagar eso”.


Ante esto, Daniela Baer, portavoz de turismo de Suiza indicó que “lamentamos mucho lo sucedido, por supuesto, porque creemos que todos nuestros visitantes y clientes deber ser tratados con respeto, de manera profesional”.


Además, la oficina de turismo publicó una disculpa en Twitter admitiendo que “esta persona (la vendedora) actuó terriblemente mal”.


Por su parte, Trudie Goetz, dueña de la tienda, dijo a la BBC que una empleada le había enseñado a Winfrey otros artículos antes del “malentendido” con la cartera, que estaba colocada detrás de una pantalla.


“Debo admitir que la empleada es italiana. Claro, habla inglés, pero no tan bien como su lengua materna. Fue un verdadero malentendido”, explicó.