pepin


El empresario José Luis Corripio Estrada consideró ayer que  la República Dominicana “se haría mucho daño” si rompe de manera violenta las relaciones comerciales con Haití, debido a que se trata del mejor cliente del país  y con el que hay una relación geográfica y socialmente obligatoria.


A juicio del presidente del Grupo Corripio la situación con el vecino país necesita una negociación con ‘táctica y habilidad’ porque con lo último que un suplidor debe pelear es con su mejor cliente. “Pelear con nuestro mejor cliente siempre es negativo…


Lo último que yo quiero es tener problemas con mi mejor cliente, porque es la fuente de ingresos”, expresó Corripio. Sin embargo, aclaró que hay que poner sobre la mesa a qué es que Haití aspira y discutir esos aspectos punto por punto.


Insistió en  que  República Dominicana no puede prescindir de una buena relación con Haití y señaló que, de ser así, el país se puede buscar problemas internacionales, como ha ocurrido en el pasado.Cardenal: “país debe hacerse respetar”. De su lado, el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez dijo que no le gusta la forma en la que  se  maneja el tema y que no le  hace mucha gracia.


“Decir que el Gobierno ha sido débil no será el término más adecuado, el Presidente (Danilo Medina) tratará de evitar quizás consecuencias peores, pero ciertamente mi forma de ser no se compadece con la actitud con la que se ha manejado la cosa”, admitió.