obi


El Obispo Emérito de Barahona, Fabio Mamerto Rivas, abogó ayer por un  control más efectivo por parte de las autoridades, de los llamados “colmadones” y de  algunos medios de comunicación audiovisuales, como forma de frenar el incremento del consumo y tráfico de drogas en el país.


Afirmó que para detener ese flagelo, en cuya agudización intervienen esencialmente los factores   económico e informativo, es necesario desarrollar un programa donde los valores y la dignidad humana sean la ruta para llegar al fondo del problema.


¡Esos colmadones! El religioso dijo que el  Estado tiene mucho que hacer en ese aspecto, e indicó que lo primero es control. “Que  lleven  policías a esos colmadones, que es donde se produce la primera iniciación de esos muchachos (en las drogas)”, dijo Mamerto Rivas  durante una visita que hizo al director del periódico Hoy.


Consideró, además,   que mientras sean “ciertos periodistas” los que manejen el tema,  hay pocas esperanzas,  ya que los programas que hay, según  él, son poca cosa frente al gigantesco problema  que está teniendo el  país  y lo que pudiera venir, pues   son muchos los muchachitos iniciados en el consumo y venta de narcóticos.


No basta intervención iglesias. Dijo que  el rol de las iglesias, o la pastoral de la Iglesia Católica, no es suficiente porque el problema hay que atacarlo no de arriba hacia abajo, sino a la inversa,  en un trabajo  coordinado e integrado.