El 17 de julio del 2013 un grupo de contratistas favorecidos con un sorteo de obras oficiales reclamaron pagos de RD$ 200 millones en cubicaciones, cuando todavía estaba en el ministerio de Educación la licenciada Josefina Pimentel.


El caso llevó a una investigación de parte de la Presidencia de la República, y dio lugar a destituciones y cambios de funcionarios.


Este miércoles el nuevo ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, encabezó una inspección en algunas de las edificaciones escolares que se levantan Santiago.


En una comunicación oficial de la Gobernación de Santiago, el ministro Amarante Baret, habría mostrado satisfacción por el ritmo de los trabajos, Sin embargo, reportajes de medios de comunicación muestran imágenes que revelan que muchos centros educativos no estarán a tiempo para la apertura de las clases.