hait



Decenas de niños haitianos reaparecieron hoy en   avenidas de  intenso tráfico del centro de Santo Domingo, pidiendo dinero y comida  a los automovilistas y transeúntes, apenas dos meses después que la Fiscalía del Distrito Nacional recogiera a los menores durante una extensa redada.


Los menores, mayormente niñas, fueron trasladados a importantes avenidas como 27 de Febrero, Kennedy, Winston Churchill, Abraham Lincoln y otras, por personas mayores de ascendencia haitiana, cuyas identidades se desconocen.


Muchas de las niñas, vistiendo ropitas sencillas y calzando chancletas de goma, se acercaban a los vehículos que se detenían en los semáforos, y pedían a los conductores y ocupantes de los aparatos que les regalaran algo de dinero.


Algunas personas poco caritativas subían los cristales de sus vehículos y les hacían señales de no molestar, mientras otros les  daban algunas monedas, botellas de agua y comida.Al caer la tarde los niños fueron recogidos por las personas que los distribuyeron horas antes en las distintas esquinas.


Según versiones, los niños fueron llevados a Santo Domingo Oeste, presuntamente a Los Alcarrizos, Pantoja y Hato Nuevo, donde viven los padres de los menores. La reaparición de los niños pedigüeños se produce apenas dos meses después que autoridades dominicanas apresaran  en varios allanamientos a 20 personas que presuntamente traficaron desde Haití a 58 menores de edad, incluidos bebés.Los niños rescatados eran  usados como mendigos en las calles de Santo Domingo.


La fiscal del Distrito Nacional, licenciada Yeni Reynoso,  explicó en conferencia de prensa que los niños y adolescentes eran obligados a cumplir “cuotas de recaudación” diarias de limosnas para entregarlas a sus captores.La funcionaria judicial  aseguró  que, según la investigación, 97.3 por ciento del dinero que los automovilistas y transeúntes regalan a los niños pedigüeños en las calles “lo recibe un adulto que lo explota”.


Un informe del Fondo de Las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) señala que el tráfico de niños haitianos hacia la República Dominicana es un  problema grave.Expertos en la materia estiman que entre tres y cuatro mil niños haitianos son trasladados a la República Dominicana de manera ilegal, donde son colocados en las calles como pedigüeños.


Esos expertos estiman que los traficantes de menores pagan entre 870 y 100 dólares por cada niño que trasladan a Santo Domingo para colocarlos en las vías públicas a pedir.Los menores tienen edades de entre  28 meses  y 14 años, y generalmente son entregados por sus padres y familiares a los traficantes de menores.


Algunas personas califican como irresponsable la decisión de los padres de los menores haitianos, ya que los niños son expuestos a malos tratos y violaciones de parte de los mayores. Además, sostienen, los menores haitianos corren un gran peligro ya que deben permanecer durante varias horas en peligro en medio del intenso tráfico de Santo Domingo.


Los niños haitianos que son trasladados a distintas vías de Santo Domingo para pedir dinero deben cumplir una cuota de recaudación que les fijan las personas que los explotan, según las autoridades dominicanas.


Pese a tener muchos detalles en torno a las redes  que explotan a los niños haitianos, el problema persiste con el consiguiente peligro para los niños que son trasladados en horas de la tarde o la mañana y recogidos horas después.