emb


Una niña de 10 años está siendo tratada en la unidad para cuidados de menores embarazadas del Hospital Regional Juan Pablo Pina de esta ciudad, donde se ha determinado que cerca de 25% de los embarazos corresponden a menores de edad.


El doctor Miguel Ángel Geraldino, director del centro hospitalario, dijo que la institución le está prestando cuidados especiales a este embarazo debido al alto riesgo que el mismo significa para la salud de la niña y para la criatura fruto del embarazo.


El galeno señaló que debido al alto número de adolescentes embarazadas que registra en la región, el hospital se ha visto en la necesidad de crear una unidad especial en donde se les da seguimiento a todos los casos. Geraldino manifestó que en el caso de la niña de 10 años que está embarazada se han utilizado los criterios de confidencialidad que establece la ley, en cuanto a la no revelación de su identidad y de otras circunstancias que envuelven el hecho.


Otro caso
Hace menos de un año que en este centro de salud se reportó el embarazo de una niña de 11 años y se determinó que la menor fue embarazada por un pariente cercano, quien fue llevado ante los tribunales y actualmente guarda prisión en la cárcel de Najayo.


El galeno indicó que la ñiña está en los primeros meses de gestación y que es atendida de manera especial por un equipo de galenos designado por el centro, a fin de poder llevar a feliz término ese embarazo.