poliSANTO DOMINGO. El uso de la prueba del polígrafo en las empresas privadas va tomando cada vez más fuerza y empieza a ser un requisito para la contratación de ejecutivos y empleados en áreas sensitivas y alta seguridad.


Debido a la necesidad de discreción y confiabilidad que tienen diversas compañías ante los nuevos retos del desarrollo tecnológico y las comunicaciones.


“En América Latina alrededor del 35% de las empresas utilizan este tipo de pruebas para saber si el ejecutivo o empleado que van a contratar es realmente una persona confiable”, dijo el experto norteamericano.


Guillermo Witte, gerente de la División de Polígrafo de la Compañía Stoelting, de Chicago, Estados Unidos.Witte, quien dictó la conferencia “Uso del Polígrafo para la Prevención de Acciones Ilícitas en las Empresas” en la Asociación de Industrias de la República Dominicana, señaló que el polígrafo tiene tres aplicaciones principales en el organigrama de las empresas, que son el área de nuevo ingreso o pre empleo, evaluación periódica e investigación interna.


Destacó la importancia de que las empresas tengan personal confiable y seguro en sus áreas más sensitivas, y que la mejor manera de saberlo es haciéndoles las pruebas correctas al contratarlos.


“Si acaso no han hecho esa selección con el mayor grado de confiabilidad, pueden disipar las dudas, sometiéndolos voluntariamente a pruebas periódicas de polígrafo”, dijo.Añadió que en los casos de investigaciones internas, las empresas también tienen el derecho de hacer esas pruebas a los empleados que lo permitan, y que siempre hay que convencerlos de que el polígrafo no solo tiene que ser un “detector de mentira”, como se le llama, sino también “un detector de la verdad”.


“Así deben verlo los empleados, que si no tienen nada que esconder, nada deben temer”, precisó.Según Witted, la prueba del polígrafo beneficia a los empleados, porque quien la apruebe queda libre de toda duda y con el campo abierto para seguir trabajando en una empresa que ya confiará plenamente en él.Witted.


Quien además es instructor de la Academia de Ciencias del Polígrafo de Estados Unidos, dijo que el sistema ha sido instalado en la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) con excelentes resultados, y que otras agencias de investigación del Estado planean introducir el sistema.


La conferencia de Witte fue dictada en el marco de un conversatorio sobre el polígrafo, organizada por la compañía de servicios generales de seguridad, Seguriasa, que preside Carlos A. Pérez. Decenas de empresarios, jefes de personal y recursos humanos, encargados de áreas sensitivas y alta seguridad de distintas compañías participaron en el evento, y también manifestaron sus ideas y experiencias sobre el tema.