ma



El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó  hoy que  trabaja en la fase final de la elaboración del reglamento técnico ambiental para el manejo de residuos de chatarras del sector metalero con la finalidad de disminuir la contaminación  sobre el medio ambiente y la salud humana.


La institución ambiental dijo que con la puesta en vigencia de esta norma quedarán establecidos los requisitos y especificaciones ambientales que regirán las actividades relacionadas con el manejo de chatarras o residuos metálicos no peligrosos diseminados en todo el país.


Asimismo, indicó que este reglamento servirá de guía a todas las personas e instituciones públicas y privadas que se dedican a las actividades de recolección, clasificación, almacenamiento, embalaje y transporte de chatarras y residuos metálicos no peligrosos  en el ámbito nacional.


El instrumento  incluye  temas en su contenido como programa de manejo y adecuación ambiental, autorizaciones, medidas de seguridad, seguimiento y control, obligaciones y responsabilidades, prohibiciones, sanciones, actividades de los centros de acopio y disposiciones generales y especiales, entre otras.


La responsabilidad de la elaboración de este reglamento, explicó,  está bajo la coordinación de la Dirección de Investigaciones y Normas Ambientales del Ministerio de Medio Ambiente  y Recursos Naturales quien está trabajando en la  fase final de revisión y socialización a los fines de ponerlo en vigencia en los próximos días.


Expresó  que con la presentación de este reglamento   se sentaran las bases  para lograr una gestión efectiva de manejo ambiental de residuos de chatarras del sector metalero  en la República Dominicana.


Dijo que este instrumento institucional permitirá a los actores que intervienen en esa actividad disponer de  información valiosa amparada en criterios e indicadores de carácter ambiental, económico y social que  garantizan una mejor calidad de vida y productividad de las personas.


“Estamos en la fase final de la confección de este documento normativo que permitirá disminuir los impactos de estas actividades en la biodiversidad, la economía, la salud y el patrimonio natural de la República Dominicana”, manifestó la cartera ambiental.