emb


Santo Domingo.-El director de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, Víctor Calderón,  pidió a los padres de familias vigilar más de cerca a las niñas y adolescentes que regresan a clases, a fin de evitar que continúe creciendo el número de niñas embarazadas en el país.


Calderón aseguró que mientras por un lado continúa creciendo el número de menores embarazadas, por el otro está bajando la edad de estas y hoy “ya debemos  prestar atención a nuestras niñas de nueve años en adelante, sobre todo si ya están en estado de formación”.


Dijo que en  Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia ha recibido casos de embarazadas de hasta 10 años, lo cual además de ser un problema para la vida de la paciente y del futuro bebé, también es un problema de salud pública y un drama familiar.


“Los padres deben involucrarse más en las actividades sociales de sus hijas menores, porque es la falta de vigilancia y orientación lo que las lleva a experimentar,  por lo que luego terminan involucrándose en relaciones de sexo que desembocan  en un embarazo extemporáneo, poniendo en riesgo su futuro, su vida y la vida de un bebé.


Citó además, el problema del aborto que está acarreando a esas embarazadas infantiles y pre adolescentes, pues los padres muchas veces para ocultar su irresponsabilidad, pretenden desaparecer el problema de esta manera, lo que pone en riesgo la vida inmediata y la salud sexual y reproductiva de estas futura estas pacientes.


Víctor Calderón invitó a las madres y padres que tengan en sus hogares niñas y adolescentes embarazadas acercase al departamento de orientación pre-natal de la Maternidad, donde permanentemente estamos ofreciendo charlas para que estas aprendan sobre su estado de embarazo y como deben cuidarse para tener un parto exitoso y feliz.