inspec



El equipo de investigadores internacionales que analiza el supuesto ataque con armas químicas en Siria aportará el sábado los datos preliminares de sus pesquisas sobre el terreno, anunció en Viena el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.


“El equipo investigará hasta el viernes y saldrá de Siria el sábado por la mañana. Me informará tan pronto como salga de Siria”, explicó el diplomático surcoreano durante un homenaje que recibió en el Ayuntamiento de la capital austríaca.


Ban aseguró también que habló ayer sobre la crisis siria con el presidente de Estaods Unidos, Barack Obama, para compartir información con él y transmitirle el deseo de la ONU de que se dé tiempo a los inspectores a terminar su trabajo.


“Le expresé mi deseo de que a este equipo de investigación se le permita continuar su trabajo durante el tiempo que le encomendó su mandato”, indicó Ban ante la prensa. En ese sentido, el alto funcionario internacional insistió en que “hay que dar una oportunidad a la diplomacia” y abogó por mantener abiertas las vías de diálogo.


Al mismo tiempo, condenó que “el uso de armas químicas por cualquiera, por la razón que sea es un crimen contra la humanidad” sobre el que hay que encontrar a los responsables.El miércoles, Ban había señalado que los expertos necesitaban cuatro días para completar su investigación sobre los presuntos ataques con armas químicas de la semana pasada en suburbios de Damasco, tras lo cual la información obtenida deberá ser analizada.


El equipo de inspectores de la ONU ha abandonado esta mañana su hotel en Damasco para llevar a cabo su tercer día de investigación sobre el terreno del presunto ataque con armas químicas la semana pasada contra suburbios de la capital. Activistas y médicos en zonas bajo control rebelde han indicado que el convoy de seis vehículos de la ONU tiene previsto visitar el lugar de los bombardeos en los suburbios de Ghouta Este.


El lunes, los inspectores visitaron la localidad de Muadamiya, mientras que este miércoles visitaron otras de las zonas atacadas, en las que, según la oposición, murieron más de un millar de personas.