nun



Fue confirmada ayer la destitución por parte de la Santa Sede del Nuncio Apostólico en República Dominicana, Józef Wesolowski.


Según la versión aparecida en la publicación Vatican Insider La Stampa de Torino, bajo la firma de Andrés Beltramo Álvarez, la cesación del representante del Vaticano en el país, se efectúa tres años después de que Wesolowski protagonizara una pugna por presunta mala gestión del arzobispo de San Juan, Puerto Rico, Roberto González Nieves.


“No sólo fue exonerado de toda culpa y quedó limpio su nombre. Ahora su principal y más insistente acusador, el delegado apostólico Józef Wesolowski, fue cesado de su puesto de manera imprevista. La pulseada duró años, pero finalmente se impuso la cordura”, plantea la publicación de marras.


La pugna de la conducta del arzobispo de Puerto Rico, según relata el Clarín, del 5 de mayo de este año, puso en vilo al Papa Francisco, de quien se explica en esa reseña que a poco tiempo de asumir como Vicario de Cristo “se enfrenta con un serio conflicto, la probable destitución del cargo de arzobispo de San Juan de Puerto Rico de monseñor Roberto González Nieves, de 62 años, quien se niega a renunciar a su cargo pese a varias acusaciones, entre ellas la de haber protegido a curas pedófilos”.


Según la publicación bajo la firma de Beltramo Álvarez en Vatican Insider La Stampa de Torino, la información fue comunicada a los obispos de la llamada Isla del Encanto el 21 de este mes, con una carta que expresa lo siguiente:


“La Delegación Apostólica saluda atentamente a los excelentísimos señores obispos de Puerto Rico y tiene el deber de informar que su excelencia monseñor Jozef Wesolowski, Nuncio Apostólico, ha terminado definitivamente sus funciones a partir de hoy miércoles 21 de agosto de 2013. Hasta la llegada del nuevo jefe de misión, permanecerá como encargado de negocios el Rvdo.


Padre Richard Allen Gyhra”, indicó el texto.


Wesolowski, quien además de República Dominicana fungía como representante de la Santa Sede en Puerto Rico y Haití, no fue designado hasta el momento en otra asignación. “Además de dejar su cargo como delegado en territorio puertorriqueño, Wesolowski también abandonó la nunciatura apostólica en la vecina República Dominicana.


Tradicionalmente ambos puestos los cubre una misma persona. Al ser territorio libre asociado de los Estados Unidos, Puerto Rico no puede contar con un representante vaticano del nivel de un nuncio. “Las funciones las realiza un delegado”, afirma el escrito.


Desde su llegada a territorio de América, según la publicación, Wesolowski “comenzó a enviar reportes confidenciales sobre el actuar del prelado a diversos organismos del Vaticano”.


Los papeles llegaron hasta las congregaciones para los Obispos, para el Clero y para la Doctrina de la Fe.


En enero del 2008., el entonces papa Benedicto XVI, designó al arzobispo polaco Jozef Wesolowski, de 59 años, nuncio en República Dominicana. En la fecha se indicó que el Pontífice también lo nombró Delegado Apostólico en Puerto Rico.


Wesolowski nació el 15 de julio de 1948 en Nowy Targ, en la diócesis polaca de Cracovia. Fue ordenado sacerdote el 21 de mayo de 1972 y nombrado arzobispo en el año 2000. Antes era Nuncio Apostólico (embajador) en Kazajistán, Tayikistán, Kirguizistán y Uzbekistán. Wesolowski reemplazó al anterior nuncio, Timothy Broglio.