fd0ec1103bUna jueza federal declaró este lunes como inconstitucional una política controversial del Departamento de Policía de Nueva York, la cual permitía a los agentes detener y revisar a cualquier ciudadano. Según el fallo, dicha medida violaba la Constitución, en parte porque en la práctica se centraban en latinos y negros.


La jueza Shira A. Scheindlin, quien emitió la resolución por una demanda colectiva, escribió que la política violaba los derechos de los demandantes contemplados en la Cuarta Enmienda, la cual prohíbe revisiones injustificadas.


Se encontró que entre 2004 y junio de 2012 la Policía de Nueva York hizo al menos 200,000 detenciones sin una sospecha razonable.


Scheindlin también halló evidencia de discriminación basada en el color de piel, lo que a su vez va en contra de las garantías de protección previstas en la Enmienda 14. El Departamento de Policía ha dicho que la política, usada para detener, interrogar y revisar a sospechosos, fue usada para desalentar el crimen.


“Los principales funcionarios de la ciudad han ignorado la evidencia de que oficiales llevaron a cabo detenciones de una manera discriminatoria”, escribió Scheindlin. “En su ánimo por defender una política que creían efectiva, han ignorado intencionalmente una gran cantidad de pruebas de que la política dirigida a la ‘gente correcta’ es discriminatoria y por lo tanto viola la Constitución de Estados Unidos”.