comerc


Haití advirtió ayer que no cederá al “chantaje ni las amenazas” de las autoridades dominicanas que se han querellado ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Unión Europea para tratar de revertir la decisión del gobierno haitiano de prohibir la entrada de productos dominicanos a su territorio.


El secretario de Estado para la Producción Animal de Haití, Michel Chancy, dijo que ni las amenazas de las autoridades dominicanas de querellarse ante la OMC, ni sus “piruetas diplomáticas” ante la Unión Europea podrán doblegar al estado haitiano en su decisión de prohibir la importación de productos cárnicos no conformes a las normas en la vecina nación.


En declaraciones ofrecidas el pasado martes al periódico de ese país, Le Nouvelliste, el funcionario haitiano también dijo que “del chantaje a las amenazas, los dominicanos han hecho de todo para forzar a Haití a levantar la prohibición sin apenas dar un escobazo a su industria”.


Chancy se refirió a las gestiones que ha hecho el gobierno dominicano, a través de sus ministerios y de la Cancillería, para llevar el caso de la veda haitiana a productos dominicanos ante la OMC y la Unión Europea, en busca de una salida al conflicto.El secretario de Estado haitiano precisó, además, que están a la espera de un protocolo de evaluación sanitaria que aporte “una lista de granjas sanas de las que Haití podrá, al fin, importar con toda tranquilidad productos avícolas de su vecino”.


Chancy reveló, en sus declaraciones que reproduce Le Nouvelliste, que República Dominicana habría aceptado por correspondencia el pasado día 2 de agosto las recomendaciones de la comisión binacional que trabaja el caso de la prohibición de entrada de productos cárnicos dominicanos desde el 19 de junio.


Sin embargo, el funcionario haitiano, aunque precisó que la medida de prohibir la entrada a territorio haitiano de productos avícolas y cárnicos en el país no es nueva, pues existe desde 2008, indicó que no será revocada hasta que la industria y los responsables de República Dominicana no respeten las normas para vender en un país extranjero.Chancy le recordó a Le Nouvelliste que el terremoto de 2010 hizo que el estado haitiano “bajara la guardia”, pero que ahora han retomado el tema.


Mientras, el ministro de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural de Haití, Thomas Jacques, anunció un plan de relanzamiento agrícola para suplir “toda falta en el mercado local, que importa más de mil millones de dólares en productos alimenticios”.


El plan, según publicó también Le Nouvelliste, consiste en el reforzamiento de la producción familiar, el desarrollo de la agricultura comercial, la construcción de infraestructuras rurales y el reforzamiento institucional.Jacques considera que para alcanzar este objetivo se requiere de un amplio apoyo del sector bancario de ese país.


El ministro de Agricultura haitiano dijo que las recientes modificaciones previstas al proyecto de ley de finanzas 2013-2014 son tendentes a atraer a su país inversiones locales e internacionales hacia un sector (el agrícola) que tanto las necesita. Ambos funcionarios hablaron en rueda de prensa el martes pasado, en la sede del primer ministerio haitiano.