hait



Alrededor de 270 indocumentados haitianos que realizaban labores agrícolas en predios privados en la comunidad rural de Chene del muncipio Enriquillo, de la provincia Barahona, y otros pueblos del país, regresaron ayer jueves voluntariamente a su país, escoltados por técnicos de la Organización Internacional de Migrantes (OIM).



Los extranjeros ilegales fueron transportados desde diferentes puntos del país hasta las instalaciones de Agricultura de Pedernales, desde donde fueron llevados en guaguas de su país y desmontados en  pueblos de aquel lado de la frontera, donde residen.


Ya en territorio haitiano, varios de ellos  se  desmontaron en Anse-a-Pitre, otros en Thiote, Belance, Marigiot, Jacmel, entre otras localidades de su nación de origen.


Los informes dan cuenta que el personal de la OIM les ofreció todo lo necesario a los extranjeros para  el viaje, a parte del buen trato que le dispensaron.


Cada año, este organismo humanitario ofrece todas las facilidades a los haitianos ilegales que se encuentran en República Dominicana y que desean regresar a su nación, a los cuales transporta.