emb


El embajador de la República Dominicana en  Estados Unidos, Aníbal de Castro, dijo ayer que por  el gran impacto que tiene para la sociedad dominicana el aumento del flujo de deportaciones de dominicanos con antecedentes criminales desde Estados Unidos.


Se ha  solicitado a las autoridades norteamericanas en reiteradas ocasiones la colaboración para la elaboración de un plan de reinserción, como se ha realizado en otros países.Al comparecer como orador principal del almuerzo ofrecido por la Cámara Americana de Comercio con el tema “La República Dominicana:


¿El patio trasero de los Estados Unidos?, el diplomático dijo que  a raíz de un nuevo sistema de estadísticas han podido comprobar que una proporción importante de estos criminales reingresan a  los Estados Unidos de manera ilegal,  lo que agrava la situación de seguridad de ese país y de la región.


Admitió que el país tiene serias limitaciones para manejar la reinserción en la sociedad de estas personas, cuyos niveles de reincidencias son altos, particularmente en el tráfico de drogas. De Castro agregó que el sector privado tiene un rol importante en este desafío para reinsertar a estas personas a la sociedad, creando oportunidades viables para que  tengan alternativas diferentes a la de volver a la delincuencia.