viol



La noche del lunes se vistió de negro nuevamente: tres mujeres fueron agredidas por sus parejas sentimentales y una de ellas murió a causa de las heridas recibidas.


Los casos  tuvieron lugar en La Caleta, San Pedro de Macorís y Jarabacoa. La mujer fallecida es Arisleidy Tapia Cepeda, de 34 años, quien fue asesinada de 11 puñaladas que le infirió su esposo Rafael Ramón Villar Bonilla, un motoconchista de 37 años apodado “El Mello”.


El homicida, que tenía cuatro hijos con la víctima, se suicidó posteriormente colgándose de un árbol. El hecho tuvo lugar en la calle 19 del sector Los Unidos del distrito municipal de La Caleta, desde donde Villar, luego de matar a su esposa se trasladó al sector  La Melena, en Boca Chica, donde se ahorcó.


Los familiares de Tapia Cepeda, quien fue velada en su residencia, afirmaron que Villar Bonilla era un hombre violento y que en una ocasión intentó envenenar a sus hijos. Quemada.  El caso de Yokati Cepeda, de 28 años, es desgarrador. Su marido, Luis Tiburcio, llegó borracho a su casa en Paso Bajito, Jarabacoa, y le prendió fuego después de que ella intentara quitarle la llave de su motocicleta para que no saliera de la casa en el estado en el que estaba.