cong



Durante el primer año de gestión del presidente Danilo Medina, el Congreso constituyó un soporte vital para el Gobierno, al aprobarle, entre las 39 iniciativas que le sometió, el Presupuesto, tres préstamos, contratos de ejecución de obras, bonos internos e internacionales y una reforma fiscal que, en su conjunto, sumaron  unos RD$688,558 millones.


La aprobación de esos recursos, así como, entre otras iniciativas, la Ley de Reconversión de Facilidades Crediticias otorgadas por el Banco de Reservas a los organismos del Estado, alfombraron el camino para que el Gobierno pudiera transitar sin mayores tropiezos durante su primer año.


El Presupuesto fue aprobado por la suma de RD$530,846 millones y, entre sus asignaciones más trascendentes, sobresalió el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) para el sector educativo.


Préstamos. Los tres préstamos sancionados favorablemente hacen un monto global de US$253.2 millones, equivalentes, a la tasa vigente, a unos RD$10,634.4 millones.El primero, por la suma de US$130 millones, fue otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la ejecución del Proyecto de Apoyo a la Consolidación del Sistema de Protección Social.


El segundo, por US$25 millones, fue negociado con el Banco de Exportación e Importación de Corea (Kexim Bank) para financiar el Proyecto de Establecimiento del Sistema de Información de Inmigración.El último, por US$80.2 millones, fue firmado con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para el financiamiento parcial del Programa de Mejoramiento y Ampliación del Corredor Vial del Este.


Igualmente,  el Congreso Nacional aprobó un contrato de ejecución para la terminación de obras del indicado sistema vial, por un monto de US$90.9 millones, firmado con la constructora Odebrecht.También, otro contrato de ejecución por US$82.2 millones, para la ampliación de la carretera San Pedro de Macorís-La Romana.


Bonos. Entre las iniciativas aprobadas de las 39 que el Ejecutivo sometió al Congreso, figura un proyecto de Ley de Deuda Pública Interna para el  2013, por un monto de hasta RD$45,208 millones para ser colocados en el mercado local.Además aprobó una ley que autorizó la emisión de bonos globales para este año por un monto de US$1,000 millones para ser colocados en los mercados internacionales.


Reconversión. Adicionalmente, las cámaras legislativas aprobaron la Ley de Reconversión de Facilidades Crediticias otorgadas por el Banco de Reservas a diversas entidades gubernamentales.Esta legislación autorizó al Poder Ejecutivo a negociar con el Banco de Reservas la reprogramación, como deuda pública, bajo los términos de Ley de Crédito Público, de las líneas de crédito por RD$10,000 millones y US$210 millones que tenía la Tesorería Nacional con esa entidad financiera y cuyo vencimiento se produciría en diciembre del 2012.


CDEEE. También estableció la autorización como deuda pública de largo plazo de las tres facilidades crediticias otorgadas a la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), la primera por un monto de RD$3,919 millones; la segunda, por otro de RD$2,370 millones; y la tercera por US$52.6 millones.


Estableció también la renegociación de deudas con el Banco de Reservas, en favor de la Procuraduría General de la República, RD$99.0 millones; y  Promipyme, RD$260 millones.    Además a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, por RD$1,306.9 millones, y a la Junta Central Electoral (JCE), RD$300 millones.


Mediante la ley de Reconversión  autorizó,  como deuda pública de largo plazo, las tres facilidades crediticias otorgadas a la CDEEE, la primera por un monto de RD$3,919 millones; la segunda, RD$2,370 millones; y la tercera, de US$52.6 millones.Consignó además  renegociar deudas con el Banreservas a la Procuraduría General de la República, por RD$99.0 millones; al INESPRE, RD$6,6 millones, y  Promipyme, RD$260 millones. También, a la Junta Central Elecctoral, RD$300 millones, entre otras entidades.