Estados Unidos reabrirá el domingo 18 de las 19 sedes diplomáticas que mantiene sin operar desde el pasado 4 de agosto por precaución ante un posible ataque terrorista de Al Qaeda y dejará cerrada todavía su embajada en Saná (Yemen), según informó hoy el Departamento de Estado.


Además, el consulado estadounidense en Lahore (Pakistán), evacuado ayer por una amenaza contra esa legación, también permanecerá cerrado por ahora, de acuerdo con el Departamento de Estado.


“Vamos a seguir evaluando las amenazas a Saná y Lahore y a tomar decisiones posteriores sobre la reapertura de esas instalaciones sobre la base de esa información”, explicó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.