emb


El Departamento de Estado cerrará varias embajadas y consulados de Estados Unidos el próximo domingo por una potencial amenaza terrorista de Al Qaeda que “supera las habladurías usuales”.


Un alto funcionario estadounidense aseguró que pese a no contar con datos precisos sobre tiempo y lugar, la amenaza ha sido tomada “con mucha seriedad”.


Los “intereses” de Estados Unidos, como las instalaciones militares, podrían recibir medidas de seguridad y protección adicionales.


El agente citado y otro funcionario confirmaron un aumento en las tensiones con Medio Oriente al acercarse el fin de la celebración religiosa de Ramadán y estar próximos al primer aniversario del ataque al consulado estadounidense en Bengasi, Libia.


Cientos de hombres de la Marina en España, Italia y el Mar Rojo podrían proveer seguridad adicional a las embajadas estadounidenses del sur de Europa, África del Norte o Medio Oriente si así lo solicitara el Departamento de Estado.


La portavoz del organismo Marie Harf reveló la información, pero no dio mayores detalles sobre las embajadas afectadas o la naturaleza de la amenaza.


“El Departamento de Estado ha instruido a ciertas embajadas y consulados estadounidenses a cerrar o suspender operaciones el domingo 4 de agosto.


El departamento ha sido notificado de cuestiones que nos llevan a tomar medidas precautorias para el cuidado y la prevención de nuestros empleados y aquellas personas que puedan estar visitando nuestras instalaciones. El departamento, cuando las condiciones lo justifican, toma medidas como estas para equilibrar nuestras operaciones con seguridad”, dijo Harf.