eco


Los economistas Ernesto Selman y Guillermo Caram afirmaron ayer que los problemas que se han presentado para la construcción de  las 10 mil aulas prometidas para este año por el presidente Danilo Medina.


No se resolverán solo con la apertura de una línea de crédito del Banco de Reservas  a los 192 ingenieros contratistas, sino que se deben solucionar las dificultades  de logística, de gerencia administrativa y de terrenos.



Selman criticó el endeudamiento que hace el Gobierno con el Banco de Reservas y planteó el fideicomiso para un mayor control y transparencia de los fondos que se les entregarán a los ingenieros.


En tanto, Nelson Suárez consideró que la decisión del mandatario se deduce por la democratización en la asignación por concurso de las obras a ingenieros que no tienen recursos económicos para concluir las construcciones.Para Selman la apertura de esa línea de crédito   aumenta el endeudamiento público según la metodología que utiliza el Fondo Monetario Internacional (FMI) y “eso se sumaría a un incremento sensible en los préstamos del Banco de Reservas al Gobierno.


El año pasado se aumentó en un  98% el financiamiento de ese banco al Gobierno dominicano y ya este año a los primeros seis meses se había incrementado en un 50%”. Advirtió  que  este año va por RD$90 mil millones y que viene de RD$34 mil millones a final de 2011.