duq


El vertedero de Duquesa,   fuente  de lodo, pestilencia  y contaminación ambiental, es  sin embargo   codiciado  por los ayuntamientos  y  empresas privadas, ya que según su pasada  administración genera unos  20 millones de pesos mensuales y facilita que  más de 4 mil personas  se ganan el sustento.


El referido receptor de desechos sólidos parece un mercado donde  han erigido carpas  los buscadores (“buzos”) de metales y otros objetos reciclables, para  protegerse  del sol y la lluvia. Dentro  de ella reúnen los   botellas de vidrio, de plásticos, hierro, zinc    y otros objetos  que luego venden  a empresas privadas para reciclaje.


Ubicación Entre las comunidades El Higüero y Los Cazabes, a unos 45 minutos de la ciudad,  Duquesa es el más grande vertedero del país, con más de 50 hectáreas. Tiene  18 tareas en desuso por falta de acondicionamiento.


El vertedero de Duquesa recibe  diariamente unas 5 mil  toneladas de basura procedentes  del Distrito Nacional (máximo generador) y de los municipios de la provincia Santo Domingo, asimismo de empresas privadas.


Carece  de planta de tratamiento para procesar los líquidos que se vierten con los desechos y que contaminan el medio ambiente y las aguas subterráneas. En la  actualidad solo cuenta  con una planta empacadora de botellas.


Labores de “buceo”Los primeros en llegar al vertedero son los “buzos”, quienes inician su búsqueda de material de valor a las 5:00 de la mañana  hasta altas horas de la noche, cuando las autoridades del vertedero los sacan.


Muchos utilizan cascos y otros equipos como si fueran empleados mineros. De noche sólo se ven las luces de los focos que utilizan en busca de objetos de reciclaje.Los “buzos”  constituyeron la Asociación de Recicladores del  Vertedero de Duquesa, que se ha convertido en un órgano importante del vertedero.


La administración del  vertedero sólo prohíbe que “buceen” menores de edad, pero muchos  violan esta medida entrando por la parte trasera. Duquesa dice que no recibe beneficio del negocio de los “buzos”.Su administrador provisional, Rijo Meléndez,  afirma que el vertedero genera 15 millones mensuales, no 20 millones, como según él aduce la empresa Lajun Corpotation. 


“ Aquí lo que más hiede es la gente”, dijo Meléndez al referirse a la importancia de la basura.En todo el entorno  del vertedero se han establecido empresas que se dedican a la compra de los objetos  que se sacan de la basura.


Un  aspecto que deja poco que desear es el mal olor en todos los alrededores, debido a que no hay planta de tratamiento de  aguas negras, lo que lo ha convertido en foco de contaminación.


El 17 de julio    la alcaldía de Santo Domingo Norte asumió el control del vertedero, aduciendo  que la empresa  Lajun que lo administraba desde el 2007 había violado el contrato , al no construir la verja perimetral, una planta de tratamiento de aguas negras y  un relleno sanitario.