lic


El director del Liceo Unión Panamericana, Francisco Hilario Franco, clama a las autoridades por la terminación de las reparaciones de ese centro educativo,  que llevan más de dos meses paralizadas.


Hilario Franco dice que quienes estaban trabajando en el remozamiento del liceo, habían comenzado el pasado mes de mayo, y que luego, al mes siguiente, descontinuaron las obras.


Explica que, como consecuencia de esa situación, el plantel se encuentra con algunas precariedades que necesitan ser resueltas lo antes posible como el caso de los baños, los cuales afirma que de doce que tiene el centro solo dos están disponibles para usarse.


Además, señaló la falta de luces en las aulas, las áreas que aún no han sido pintadas, la adecuación del patio donde los estudiantes toman el recreo y los cambios que requiere el mobiliario.


“El liceo no los estaban hermoseando, comenzaron desde mayo, y nos han dejado un liceo que no tiene baños, un liceo que le hace falta pintura, que la situación del patio se encuentra en condiciones muy malas, que le hace falta luces en los cursos, un liceo que el mobiliario también hay que cambiarlo”, expresó el director.


Afirma que el ingeniero encargado de la obra le había dicho que la razón de la paralización de los trabajos había sido porque a él no le han pagado las cubicaciones de la obra, y que éste le dijo además, que “no va a poner de su dinero para terminar el liceo”.


Destacó que a pesar de las condiciones actuales en las que se encuentra el liceo, el año escolar inició con buen pie, al asegurar que un 80 por ciento del estudiantado, en la tanda matutina, asistió a recibir docencia el día de hoy.


Sin embargo, asegura que aunque ha recibido propuestas de aplicar el sistema de tanda extendida en ese plantel educativo, no sería posible debido a la crisis de las condiciones físicas del lugar, entre otros factores.Listindiario.com pudo constatar las condiciones en la terminación de los baños, cuyos inodoros aún no han sido instalados.


En algunas aulas, la falta de lámparas y de pintura son elementos que no se escapan a la vista de quienes se asomen; así sucede con los pasillos y otras áreas al interior del centro.


En tanto que el patio del liceo muestra algunas deficiencias como áreas sin pintar, y residuos de materiales de construcción que de cierta forma impiden que ese espacio se encuentre apto para que los estudiantes tomen el recreo.