lr


Un extraño parásito o bacteria estaría atacando a reclusos que guardan prisión en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de La Romana.


La denuncian la hacen los propios internos, algunos de ellos llevados en estado crítico al hospital Francisco A. Gonzalvo con llagas supurando o emanando un fétido líquido, que obliga apartarse de su alrededor.


Cristian Mateo, quien lleva un mes preso en el penal acusado de narcotráfico, denunció que adquirió la bacteria o parásito en una de la celda del recinto carcelario, donde el hacinamiento es impropio y no pueden estar humanos, por el nauseabundo olor que emanan las paredes y el baño.


Por la afección, relata el recluso, le resultan afectados el miocardio y sistema respiratorio.


Narró fue detenido por la unidad antinarcóticos de la Policía mientras compraba un refresco  y que, sin haber traficado drogas, se encuentra  recluido desde hace un mes en un lugar que, según él, no resiste ningún ser humano.


“En el baño de la cárcel preventiva hay un parásito  que está enfermando y matando reclusos”, sostuvo. Agregó que la bacteria se ve caminar por las paredes del baño, donde el mal olor es insoportable por la falta de agua.


Fiscal


Entretanto, el fiscal de La Romana, José Polanco, confirmó el hacinamiento, y dijo se hace más patético porque en dos pequeñas celdas conviven actualmente unos 50 presos preventivos, a los cuales el calor les ataca sin piedad.


“Hay una sobre población de presos preventivos, pero en la cárcel modelo sólo están recibiendo los condenados y no a personas con problemas de salud”, explicó el funcionario judicial.


Explicó que Salud Pública visitó y aseó recientemente el penal preventivo y no descartó la existencia del parásito o bacteria que pudiera estar afectando a los internos, pero dijo esta institución debe dar una explicación clínica de lo denunciado.