deli


Santo Domingo.-Los “deliverys” ofrecen sus servicios sin ninguna   seguridad   y expuestos a todos los   riesgos que representa andar en  las calles,  y peor aún, conduciendo una motocicleta, pero trabajando.


Así es la práctica de ofrecer servicio  a domicilio  (delivery) en cualquier tipo de negocio  y el  único requisito para desempeñar esta labor es saber darle pa‘lante a una motocicleta a alta velocidad, porque hay que entregar el  pedido lo más rápido posible.


Aumentan…


Cada día son más los jóvenes y adolescentes desempeñando esta labor, ya sea en un colmado, una cafetería, una pollera, farmacia,   pizzería  u otros negocios, donde solo tienen garantizado un salario fijo que va de RD$5,000 a 7,500  pesos,  en caso de los colmados, además  de las propinas que reciben al entregar un servicio.


La edad no es un factor determinante, basta con saber conducir un motor, llegar a una casa y gritar “colmado”. Algunos relataron que los “delívery” permanecen   varios años en un establecimiento y cuando dejan el trabajo solamente tienen la puerta para salir, porque no son liquidados, pero mucho menos cuentan con seguro de salud ni afiliación a la seguridad social.


“El seguro de nosotros es limón y sal cuando tenemos un accidente”, dijo “Carlito” al ser cuestionado por EL DÍA.


“Generalmente lo único que se les exige es que sepa montar motor y uno tener conocimiento de que no sea un muchacho mañoso”, explicó un propietario de colmado que pidió no ser identificado.


Uno de estos muchachos que trabaje para un colmado tiene que laborar hasta 12 horas al día, en una pollera sólo lo hacen en la mañana y algunos     cobran la carne en la tarde, mientras que los de farmacias y pizzerías sí tienen horarios regulados.


Diferencia


No en todos los negocios tienen el mismo trato, algunas farmacias consultadas ofrecen a ese personal seguridad social, incentivos por ventas, combustible para los motores, además de un sueldo de hasta 15 mil pesos.


Esta práctica  ha facilitado hasta cierto punto la vida de los ciudadanos, mayormente de clase media, donde los negocios cuentan hasta con cinco motores para dar servicio, con lo que afirman incrementan sus ventas y se les facilita el trabajo.


Este oficio se ha convertido en una fuente generadora de  empleos ante la falta de oportunidad que afecta a los jóvenes de   República Dominicana, que si bien no es lo mejor, para quienes tienen la necesidad de trabajar es  preferible que dedicarse a delinquir.


¿Cuántos son?


Debido a que no hay una regulación  no se tiene un número de la cantidad de personas dedicada a este trabajo. También los “delívery” son famosos por su manera de desplazarse en las calles sin respetar ninguna de las normas de tránsito, lo que les   ganado el repudio de muchos conductores, unos porque les rayan los vehículos y otros por su manejo temerario.


Los “delivery”, por su servicio, se familiarizan con los clientes, mientras que en algunos   casos hasta se convierten en personas de   confianza por la  cercanía que se establece.