Las metas que se planteó el Ministerio de Educación para el inicio del año escolar quedaron muy por el suelo, afirmó ayer  la expresidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) María Teresa Cabrera.


Vaticinó que fruto de la mala organización en la entidad y de trazar objetivos claramente inalcanzables como la construcción de 10 mil aulas para el año escolar que empieza el lunes, habrá un caos generalizado en el sistema escolar público.


Dijo que solo están listas 44 de 300 escuelas que estaban programadas para entregarse este mes. Al respecto, estimó que el anuncio que hiciera el presidente Danilo Medina de construir 10 mil aulas para este año fue un pretexto con el fin de  justificar la negativa  de la exministra de Educación  Josefina Pimentel,  de mejorar las condiciones salariales de los maestros.


Lamentó que el inicio de un año escolar promisorio por parte de las autoridades tendrá la misma historia de años anteriores.


“Comunidades reclamando escuelas, otras  que están dando cuenta de cierre de centros educativos sin darle opción a los alumnos y la situación de los maestros y las maestras en términos de sus condiciones laborales, que nunca llegaron a concretarse”, dijo Cabrera.