Berlín, 9 jul (EFE).- La última encuesta de la ONG Transparencia Internacional (TI) constata el descrédito global de la política: más de la mitad de la población mundial cree que los partidos son la institución más corrupta y que los gobiernos trabajan para grupos de presión.


El octavo Barómetro Global de la Corrupción de TI, publicado hoy, muestra que el 53 % de los 114.000 encuestados en 107 países cree que la corrupción ha empeorado en los últimos dos años y carga la responsabilidad, principalmente, a partidos y gobiernos.


En una escala de uno a cinco, de “no es un problema en absoluto” a “es un problema muy serio”, la respuesta media a nivel internacional se sitúa en el 4,1, según el estudio de TI, un referente mundial de la lucha contra esta lacra.