La dedicatoria más sonora fue la de un grupo de alumnos de una escuela de Soshanguve, un barrio marginal al norte de Pretoria, que cantaron “¡Feliz cumpleaños a nuestro Mandela!”.


“He traído a los niños aquí porque estaban ansiosos por desearle a Mandela feliz cumpleaños”, comentó el responsable de los colegiales, Marcus Khumalo.


Asimismo, un grupo de enfermeras de un hospital cercano le cantó al expresidente “¡Nelson Mandela, no hay nadie como tú!”, antes de empezar su jornada laboral.


Zuma acudió al hospital pocas horas después de anunciar en un comunicado que el antiguo estadista está mejorando a “un ritmo constante”.


“Madiba -como se conoce popularmente a Mandela en su país- continúa ingresado en el hospital en Pretoria, pero sus médicos han confirmado que su salud está mejorando a un ritmo constante”, dijo el presidente.


Hasta la fecha, el último parte de la Presidencia, divulgado la semana anterior, indicaba que el estado de Mandela -hospitalizado desde el pasado 8 de junio por la recaída de una infección pulmonar- era “crítico pero estable” y que respondía bien al tratamiento. El jefe de Estado sudafricano no dio detalles sobre la mejora ni precisó si ha variado el estado del exmandatario.