La NASA y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) han iniciado las negociaciones sobre la construcción de un motor para el cohete que llevará al hombre a Marte.


Esta cooperación tiene como finalidad acelerar la construcción del cohete y reducir los costes, ha informado el diario japonés ‘Sankei’.


La NASA quería usar en la etapa final de la construcción de la lanzadera SLS (Space Launch System, o ‘sistema de lanzamiento espacial’) el motor que Japón está desarrollando actualmente para su cohete H-3.


Está previsto que la SLS, que ahora está en fase de desarrollo, alcance el estado operativo alrededor del año 2021, y que esté lista para lanzar la expedición al planeta rojo en 2030.