´La pornografía ha arruinado mi matrimonio y ha envenenado mi vida´, dijo el estadounidense.“La pornografía ha arruinado mi matrimonio y ha envenenado mi vida”, acotó Chris Sevier, el ciudadano estadounidense de 36 años que ha denunciado a la compañía Apple por convertirlo en un “adicto a la pornografía”.


El caso es el siguiente. Chris, natural de Tennessee, compró una computadora de Apple e intentó ingresar a Facebook desde su nuevo ordenador.


No obstante, en lugar de llegar a la red social, dijo, el equipo lo redireccionó a la web porno “Fuckbook”. Ese día se hizo adicto a la pornografía.


En su denuncia, Sevier sostiene que Apple debería vender sus equipos con un software que no permita el acceso a sitios porno si es que la compañía está interesada en el bienestar de los niños y en conversar los valores de la familia.


La empresa no se ha pronunciado al respecto.