Un conocido efecto del café, es su acción contraria al sueño si el café no es descafeinado y contiene cafeína, aunque el posible insomnio puede evitarse si se realiza un consumo moderado de café .


Según estudios realizados para evitar el insomnio provocado por la cafeína siempre conviene evitar el consumo de café al menos, unas cuatro horas antes de intentar ir a dormir.


Se conocen efectos positivos de la cafeína para disminuir o sedar directamente las cefaleas, lo que explica existan fármacos como la cafiaspirina.


Varios estudios han encontrado relaciones entre el consumo de café y varios padecimientos, desde la diabetes y las enfermedades cardiovasculares hasta el cáncer y la cirrosis.


Los estudios son contradictorios en cuanto a los beneficios para la salud que supone el consumo de café, y se extraen resultados similares en cuanto a los efectos negativos del consumo. Además, a menudo no está claro si esos riesgos o beneficios están ligados a la cafeína o bien a otras sustancias químicas presentes en el café y si el café descafeinado tiene los mismo beneficios y riesgos