presa


Una mujer estadounidense tendrá que pasar las próximas cinco navidades en la cárcel como parte de su sentencia por emitir documentos de identificación y licencias de conducir a inmigrantes irregulares.


Betina Young, de 44 años, fue condenada por el juez Michael Holbrook de la parte central de Ohio a cinco años de libertad condicional este lunes, y la condición adicional es que pase por lo menos tres días en la cárcel cada Navidad.


Además, tendrá que pagar una multa de 3.000 de dólares. La Fiscalía determinó que la acusada había aceptado dinero de los solicitantes a cambio de falsificar los registros que confirmaban que se había verificado su estatus migratorio.


En mayo la mujer se declaró culpable de cinco cargos de manipulación de los registros. El juez dictó que si Young viola la libertad condicional, podría ir a prisión por 15 años.