El coordinador general de la Unidad de Fiscalización del Programa Nacional de Edificaciones Escolares, Julio Peña, aseguró ayer por escrito que “en el proceso de aprobación de las cubicaciones de las obras hay una serie de regulaciones cuyo cumplimiento es vigilado por la Contraloría General de la República, que se convierten en trabas e impiden el flujo adecuado de los recursos y que los contratistas reciban sus pagos a tiempo”.


Sin embargo, dijo que el Minerd, en coordinación con la Contraloría, la Tesorería Nacional, Obras Públicas y la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado trabaja para dinamizar los procedimientos, a fin de superar las trabas que imponen las regulaciones y agilizar los pagos a los contratistas.


Señaló que la Contraloría es el órgano rector de todo el proceso, quien determina las normas y reglas a que deben someterse las cubicaciones de obras y tras su validación autoriza a la Tesorería Nacional a liberar los recursos.


“El Minerd procesa órdenes de pago, pero no es responsable de los documentos que lo avalan; generamos la solicitud de desembolso en función de los soportes que nos llegan”.


Sobre la relación de pagos de terrenos recibidos en el Minerd, Peña dijo que de 114, 48 han sido pagados, 22 están en proceso de registro, 7 no han sido retirados del Minerd por sus beneficiarios, tres fueron devueltos por Auditoría Interna y la Contraloría, 9 se encuentran libramiento y 19 esperando firma en Contraloría.