Un gran paso se le ha dado a favor de la lucha contra el Sida luego de que científicos que hicieron uso de la supercomputadora Blue Waters lograran determinar la estructura química exacta de la cápside del virus VIH.


Durante mucho tiempo, la comunidad científica ha tratado de averiguar cómo exactamente está construida la cápside del VIH hasta que se logró reconstruir un conjunto de más de 1300 proteínas idénticas.


“Es una estructura grande, una de las más grandes que se hayan resuelto”, destacó el físico Klaus Schulten, tras el análisis.